Loading the player...

Astillero Río Santiago renueva tecnología y vuelve a construir barcos

El Astillero Río Santiago (ARS) comenzó a renegociar viejos contratos y acordar proyectos de construcción de buques y aerogeneradores que diversifican su actividad e impulsan su postergada actualización tecnológica.
En los últimos meses, las nuevas autoridades de ARS renegociaron la entrega de los petroleros “Eva Perón” y “Juana Azurduy” a Venezuela, se confirmó la incorporación de maquinaria italiana para la producción de aerogeneradores y se acordó con el conglomerado empresarial surcoreano Daewoo una propuesta de construcción para la Armada Argentina de un buque multipropósito, que incluiría la modernización de sistemas y maquinarias del astillero estatal bonaerense.
Además, el astillero comenzó a cortar la chapa para el proyecto de Lancha de Instrucción de Cadetes de la Armada (LICA) y cierra los últimos trámites financieros para la producción de dos remolcadores y dos bulk carriers para un armador local.
El presidente de ARS, Ernesto Gasperi, afirmó en diálogo con Télam que “el astillero tiene una importancia estratégica y social; su rol como colaborador de la Armada Argentina y del ministerio de Defensa es clave, al igual que su capacidad de dar trabajo a más de 3.400 personas de Berisso, Ensenada y el gran La Plata”.
El funcionario contó que “el pasado 20 de julio el gerente General de ARS, Daniel Romano, y yo tuvimos una reunión con la gente de Daewoo en la que se ultimaron los detalles de la propuesta para un buque multipropósito para la Armada Argentina que ahora quedó sujeto a la aprobación final del ministerio de Defensa”.
“Este es un proyecto muy importante para ARS, en el que contamos con el apoyo del ministerio de Producción bonaerense y de la embajada de Corea del Sur y para el que tanto la Armada Argentina cómo Daewoo señalaron a este astillero cómo el mejor preparado para un desafío así; de confirmarse la construcción, el proyecto incluiría la necesidad de incorporar muchas nuevas tecnologías propias de la construcción de buques de última generación”, añadió.
En este sentido, Gasperi sostuvo que “ARS necesita una fuerte actualización tecnológica y las autoridades por encima nuestro, tanto en el ministerio de Producción bonaerense como en la gobernación están al tanto de esto; y en ese proceso es que estamos trayendo de Italia un centro de mecanizado para la construcción de generadores eólicos con el que vamos a poder producir en serie, al igual que pensamos hacer con las torres eólicas de las que esperamos poder construir entre 60 y 80 por año”.
El presidente del astillero señaló que “el objetivo primordial es mantener todas las gradas ocupadas, y con un armador local que se llama 'White Sea' tenemos el acuerdo para construir dos remolcadores y dos 'bulk carriers'; ahora estamos sujetos a que salgan las cartas de crédito del Banco Provincia para los motores de los remolcadores, y en cuanto entreguemos estos dos comenzaremos la construcción de los graneleros”.
Gasperi informó que “con Daniel (Romano) estuvimos en Venezuela renegociando lo contratos por los dos petroleros que debemos entregarles y que es algo que no se hacía desde la gestión anterior y es necesario porque sino entrábamos en incumplimiento y nos podían hacer juicio; así conseguimos una prórroga para entregar el “Eva Perón” el 15 de enero de 2017 y el “Juana Azurduy” 18 meses después”.
“Cumplir con estas entregas podría recuperar la buena relación con la petrolera estatal venezolana e incluso sus autoridades dijeron que podrían llegar a confiar en nosotros para avanzar en varios proyectos similares a este en los que hubo astilleros de Irán, Portugal y Brasil que no les pudieron cumplir”, completó.
El funcionario destacó que “el mejor cliente de ARS es la Armada Argentina que nos confía sus reparaciones y proyectos de construcción; para ella estamos completando la recuperación del aviso 'King' que fue renovado por completo y será entregado en Octubre; mientras que la semana pasada comenzamos a cortar chapa naval para el proyecto LICA”.
“Las LICA son lanchas de instrucción de 37 metros de eslora que la Armada necesita y que además de su función primaria de instrucción de cadetes también son aptas para desembarco de tropas, asistencia en catástrofes o propósitos generales”, añadió.
“Este proyecto es muy importante porque el actual contrato es para la construcción de dos unidades de las cuales la primera se entregaría a principios de 2018; pero en el proyecto de la Armada Argentina prevé un total de seis unidades”, finalizó.

Leave a Reply

Your email address will not be published.